¿Por qué decimos “bueno” cuando hablamos por teléfono?

Si vas a otros países y contestas el teléfono, de seguro te miran de forma rara.

Esto, porque fuera de México contestan algo así como “listo”, “hablando, hablando”, “por favor”, “hola”, “¿sí?”, “¿aló?”, por mencionar algunas.

Entonces, el contestar “bueno” al teléfono es muy particular de nuestro México.

Pero, ¿alguna vez te has preguntado por qué contestamos “bueno”?

Te recomendamos: ¿Cuál es el origen de la palabra ‘huachicolero’?

“¿Bueno?”: El origen de una tradición

¿Por qué decimos “bueno” cuando hablamos por teléfono?

La costumbre se remonta a los primeros años de telefonía en México, a finales del Siglo XIX.

En un inicio no era como ahora, que con sólo marcar un número de inmediato suena el teléfono de la otra persona.

En ese tiempo, al marcar primero contestaba una operadora o telefonista, quien conectaba la llamada con otra persona.

Por esto mismo, la comunicación estaba llena de fallas y a veces no se sabía si la persona realmente estaba escuchando.

Entonces, antes de iniciar una conversación, para asegurarse que las líneas se hubieran conectado satisfactoriamente, se preguntaba “¿bueno?”.

Al igual que, cuando probamos un micrófono, pues se usa la frase “bueno, bueno… probando, probando”.

Grabado en la memoria

¿Por qué decimos “bueno” cuando hablamos por teléfono?

Si bien es cierto que los avances tecnológicos permiten que las fallas en el teléfono sean mínimas, la tradición de decir “¿bueno?” al contestar se ha quedado en la memoria de los mexicanos.