Con el ventilador VSZ-20, México avanza cada vez más en la lucha contra el COVID-19.

Y es que podemos estar orgullosos de contar con el ventilador VSZ-20, un equipo 100% mexicano que ya cuenta con aprobación de la COFEPRIS.

Este equipo, creado por ingenieros biomédicos del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición “Salvador Zubirán” ya está listo para producirse.

Pues, de acuerdo con sus creadores, después de superar las pruebas, ya puede usarse en personas, con todo y aprobación.

Y lo más sorprendente: ¡se realizó en mes y medio!

Te recomendamos: Crean en Nuevo León primer ventilador para tratar coronavirus

¿Cómo se creó este ventilador?

Ventilador mexicano, autorizado para usarse en hospitales del país

Los ingenieros biomédicos tomaron como base un modelo antiguo mexicano.

Y, además, consultaron las necesidades de los equipos médicos durante esta pandemia.

Para su fabricación, casi todas las piezas son nacionales, a fin de evitar el desabasto, y se aseguraron de que los componentes no perjudiquen al paciente.

Ventajas del ventilador VSZ-20 mexicano

Ventilador mexicano, autorizado para usarse en hospitales del país

Para el director del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición “Salvador Zubirán”, David Kershenobich, contar con un equipo mexicano tiene múltiples ventajas.

De entrada, porque el ventilador VSZ-20 es un recurso propio, económico y certificado.

Y surge en el momento que más se le necesita, pues los contagios siguen activos en el país.

Así, ya no es necesario buscar el equipo en otros países, por un precio mucho más elevado.

Con esto, también se resuelve el problema de abasto, pues la demanda por estos equipos es muy alta.

Unión con la iniciativa privada

Ventilador mexicano, autorizado para usarse en hospitales del país

Para hacer realidad la elaboración de estos equipos, el Instituto Salvador Zubirán contó con la ayuda de empresas regias.

Así, contaron con el apoyo de FEMSA, Metalsa, Tec Salud y Tec de Monterrey, para fabricar componentes y ensamblar.

De hecho, estos equipos se producirán en la planta de Metalsa ubicada en Apodaca, Nuevo León, con una plantilla de 55 trabajadores.

Trabajo en equipo

Para representantes del Tec de Monterrey, uno de los beneficios del COVID-19 es la motivación de ayudar.

Además, se demostró que sí es posible hacer equipo y transferir tecnología en un mes, lo que marca un antes y un después en el tema.

De mexicanos para mexicanos

Este equipo tiene un valor de $10,000 dólares, que es la mitad de lo que cuestan dispositivos similares.

Pero, para apoyar la contención del virus en nuestro país, se producirán 1,500 ventiladores VSZ-20 de forma inmediata para donar a las autoridades sanitarias federales.

Te recomendamos: Conoce a Mauricio González, doctor mexicano que lucha contra COVID-19 desde NY

Y serán ellas quienes determinarán la distribución de estos equipos, de acuerdo con su demanda.