Invento mexicano: Vacúnate contra COVID-19 ¡comiendo tomates!
Foto: Cortesía Punto U / Daniel Zamora

El tomate es una pieza esencial en la gastronomía mexicana… y pronto podrías vacunarte contra la COVID-19 comiéndolo.

¿Cómo? Pues gracias a Daniel Garza García, un biotecnólogo regio que trabaja en una vacuna en plantas de tomate transgénico.

Su novedosa estrategia es resultado de años de estudio en biotecnología moderna.

Te recomendamos: Mexicanos crean test rápido para detectar COVID-19

Así funciona su estrategia

Invento mexicano: Vacúnate contra COVID-19 ¡comiendo tomates!El egresado de la UANL busca aplicar la vacunología inversa.

En ella interviene la ingeniería genética computacional, así como la agrogransformación.

El objetivo de combinar estas dos disciplinas es modificar genéticamente las plantas de tomate para que contengan la vacuna contra el SARS CoV-2.

Sus precedentes

Invento mexicano: Vacúnate contra COVID-19 ¡comiendo tomates!
Daniel lleva años trabajando sobre los virus.

Y es que, desde 2017 ya había presentado artículos contra los virus del dengue, zika y chikungunya.

Razones para usar plantas transgénicas (como vacuna)

Invento mexicano: Vacúnate contra COVID-19 ¡comiendo tomates!

El costo es uno de los grandes motivos para inclinarse por una vacuna comestible en plantas transgénicas.

Esto, porque al expresar el antígeno en la parte comestible de la planta reduce los costos, por su facilidad de cultivo.

Al menos en los países en vías de desarrollo, donde el proceso de producción y purificación de una vacuna convencional es más costoso.

¿Por qué el tomate?

Invento mexicano: Vacúnate contra COVID-19 ¡comiendo tomate!

El especialista señala que usar las plantas de tomate les permiten obtener un alto nivel de proteína recombinante.

Ésta puede ser expresada en la especie andina Solanum lycopersicum como vacuna comestible.

Sin contar que sería un caso exitoso de agricultura molecular.

Además, se trata del primer producto genéticamente modificado que fue comercializado.

¿Cómo transforma el tomate en vacuna?

Invento mexicano: Vacúnate contra COVID-19 ¡comiendo tomate!

La investigación liderada por Daniel Garza está centrada en identificar epítopos como candidatos vacunables.

Para los que se preguntan “¿qué es un epítopo?”, se trata de una macromolécula que reconoce el sistema inmune, o la secuencia a la que se unen los anticuerpos.

Lo anterior es posible, utilizando herramientas bioinformáticas en las secuencias genéticas y proteómicas del virus.

La proteína recombinante del tomate es ideal, pues estimula una respuesta inmune de forma más eficiente frente a vacunas que usan virus.

Y, por si fuera poco, reduce el riesgo de reversión de la patogenicidad, lo que la hace ideal para ser utilizada en pacientes inmunodeprimidos.

El secreto

tomate vacuna Daniel Garza

La bacteria Agrobacterium tumefaciens es utilizada como vehículo para expresar esta proteína en las plantas de tomate.

Cabe destacar que esta bacteria es ideal para mediar la transferencia de ADN entre los reinos de las bacterias y las plantas.

Tomate: una vacuna única en su tipo

vacuna mexicana

De acuerdo con la OMS, este proyecto es único entre los 120 desarrollos de vacuna contra el COVID-19.

Como dato curioso, al menos hasta la semana pasada, 10 de ellos ya se encuentran en fase clínica y los 114 restantes están en fase preclínica.

Te recomendamos: Conoce al mexicano que trabaja en una vacuna contra el COVID-19