¿Ya conoces el origen prehispánico de este plato yucateco? Entérate de esto y los cambios que se dieron con la llegada de los españoles.

La gastronomía mexicana es tan rica y variada, pero sobre todo cargada de historia, que ya forma parte del Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

Pero, entre los deliciosos platillos que conforman nuestra tradición gastronómica, sobresale uno que sólo se hacía un par de veces al año.

Te recomendamos: El Pulque: la bebida de los Dioses

Se trata de la cochinita pibil, un tradicional plato mexicano que se originó en la Península de Yucatán.

Pero, ¿qué es la cochinita pibil?

Si le preguntas a alguien de hoy en día, te responderán que es un plato típico que se hace con carne de cerdo, principalmente.

Está marinado con una mezcla de jugo de naranja con achiote, sal, pimienta y ajo, y se envuelve en hojas de plátano.

La diferencia de otros platos típicos que también tienen la carne de cerdo como ingrediente principal es que éste se hornea bajo tierra.

De hecho de ahí sale su nombre, pues el nombre maya de estos hornos es “pib”, y a los alimentos horneados ahí se les dice “pib il”.

Una tradición prehispánica

Hace mucho tiempo, la “cochinita pibil” se trataba de un plato ceremonial que se cocinaba en Hanal Pixán.

Esto significa “comida de las ánimas”, por lo que el Hanal Pixán es el nombre que se le deba a la celebración maya para honrar a los muertos.

De esa forma, sólo se cocinaba para esta festividad, la cual se efectuaba del 31 de octubre al 2 de noviembre

Que, como todavía se acostumbra, era el tiempo en el que las ánimas podían regresar del otro mundo para visitar a sus familiares.

Es decir, que era parte de nuestra celebración del Día de Muertos.

El aporte de los españoles

Pero, como en todo, la llegada de los españoles a América vino a transformar este platillo.

¿Por qué? Porque de inicio se realizaba con carne de faisán, venado o jabalí. Fueron los españoles los que cambiaron la tradición a carne de cerdo.

Te recomendamos: Así nacieron los deliciosos tacos gobernador

Además, se agregaron ingredientes y condimentos que antes no había en el continente, como la naranja agria de Europa.

Y también se sumaron a la lista de ingredientes especias orientales como: canela, pimienta, ajo y clavo.