Los Kikapúes, un pueblo indígena ancestral viviendo en el mundo actual.

Entre las desérticas tierras de Coahuila se encuentra un asentamiento indígena muy especial que si bien tiene pocos siglos en nuestro país, guarda un estrecho vínculo con las tierras del norte: los Kikapúes.

¡Conoce la historia, tradiciones y forma de vida de los Kikapúes, una tribu que habita en las tierras de Coahuila!

En ese rincón del país se establecieron los Kikapúes, una tribu nómada de cazadores y guerreros de antaño cuya existencia es poco conocida entre nosotros.

A diferencia de los conocidos pueblos prehispánicos, los kikapúes, que significa “los que andan por la tierra”, tienen casi dos siglos en nuestro país, pues todavía en el Siglo XVIII vivían en Estados Unidos, en la zona de los Grandes Lagos de Wisconsin. Pero, huyendo de la guerra, en 1820 migraron al sur a Oklahoma, Kansas y Texas, cuando era mexicana.

Los Kikapúes, un pueblo indígena ancestral viviendo en el mundo actual.

Ellos se consideran los elegidos para poblar la tierra y, según su leyenda, no llegaron a México al azar: su dios Kitzihiata, “el gran fuego”, les dio una señal al enviar a la gran tarántula a tejer una telaraña que por siglos sería el sustento del mundo kikapú. Además, el mismo Kitzihiata les dio su lengua, por lo que están obligados a conservarla.

En su cosmovisión, estamos habitando el cuarto mundo, pues el primero fue destruido por el aire, el segundo, por la putrefacción, y el tercero por el agua. Ellos creen que este mundo será destruido por el fuego y una vez que suceda, su dios Kitzihiata les permitirá cazar venados a su lado por la eternidad.

Los Kikapúes, un pueblo indígena ancestral viviendo en el mundo actual

Pero, para recibir ese honor, están obligados a cumplir una serie de mandatos, que incluyen seguir siempre los ritos de cacería, purificación, año nuevo, fuegos sagrados y bautizos, a través de oraciones, sacrificios y ayunos.

Para ellos, el venado es un animal sagrado alrededor del cual gira la vida del pueblo kikapú. Tienen la creencia de que cada animal sacrificado vuelve a la vida, por lo que no dejan de existir.

Te recomendamos: La zona arqueológica de Paquimé, Chihuahua

Los Kikapúes, un pueblo indígena ancestral viviendo en el mundo actual

Cuando a los kikapúes migraron a Coahuila las autoridades les dieron un territorio en El Múzquiz, donde fundaron el poblado de El Nacimiento. Si se visita, se podrán observar dos tipos de casas, una a un lado de otra, la mexicana y la india. Y de la India hay dos tipos: de verano y de invierno. Esta última tiene forma circular, cubierta con tule, y al centro el fuego sagrado, que sirve como centro ceremonial, mientras que la de verano es cuadrada, con paredes de carrizo y techo elíptico.

Ahí, los padres duermen de lado izquierdo los niños en la derecha, y los espíritus en el oeste. Así, al interior de la casa no se debe cepillar el cabello, rasurarse, cortarse las uñas o comer. Tampoco está permitido tomar fotografías o que a la casa entren personas ajenas a la tribu. Antes de construir una casa, realizan una ceremonia y, si la familia no la cuida, se la quitan, para dársela a otra familia.

Los Kikapúes, un pueblo indígena ancestral viviendo en el mundo actual

Aunque suelen ser muy celosos con sus costumbres, se inclinan por usar ropa occidental, reservando los trajes tradicionales para los ancianos y jóvenes que participan en las ceremonias sagradas.

El pueblo kikapú es binacional, pues tiene los mismos derechos en México y EUA. De hecho, gran parte de los hombres y jóvenes trabajan en Texas y Oklahoma la mitad del año, volviendo una temporada para cumplir con sus ritos. Son los hombres quienes se encargan de los negocios y las ganancias se invierten en la comunidad, repartiéndose equitativamente entre las familias.

Los Kikapúes, un pueblo indígena ancestral viviendo en el mundo actual

De hecho, por mucho tiempo fueron jornaleros hasta que, en los 90, abrieron un casino en Texas que es ahora el centro de sus ganancias, pero también tienen ranchos nogaleros, donde siembran diferentes productos, trabajan la ganadería y, en Coahuila, son dueños de una gasolinera.

Te recomendamos: VIDEOS: 20 cuentos animados en lenguas indígenas

Para ellos, el pasado no está peleado con el presente. Ellos disfrutan de las comodidades del mundo actual sin renunciar a sus creencias de antaño.