Javier Solís, el Rey del Bolero Ranchero

Él quería ser boxeador pero la vida lo llevó al camino de la música. ¡Conoce como Javier Solís se consagró en la música llegando a cautivar a figuras como Frank Sinatra!

Su carrera artística la inició por hambre pero su voz lo convirtió en uno de los tres grandes artistas de la música mexicana, estando a la altura de Pedro Infante y Jorge Negrete.

Javier Solís, el Rey del Bolero Ranchero

Gabriel Siria Levario, mejor conocido como el cantante y actor mexicano Javier Solís, nació el 1 de septiembre de 1931 en el barrio Tacubaya.

Javier Solís dejó un amplio legado musical en el género de los boleros, sin embargo él no quería ser cantantante sino boxeador pero el hambre y su voz privilegiada lo llevaron a convertirse en el “Rey del Bolero Ranchero”.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Gabriel Siria Levario. (@javier_solisoficial1) on

Lamentablemente, cuando estaba en lo más alto de su carrera, fue sometió a una cirugía de vesícula que le causó una infección en los canales biliares provocando su repentina muerte el 19 de abril de 1966 a los 34 años edad.

Su muerte no solo apagó la voz y los sueños que tenían para él, sino que también terminó con la época de los tres grandes de la música mexicana: Pedro Infante, Jorge Negrete y Javier Solís.

Su vida antes de ser Javier Solís

Gabriel pasó por una infancia y adolescencia dura. Fue abandonado por sus padres y criado por sus tíos. Tuvo que dejar la escuela secundaria por necesidad económica y empezar a trabajar para ganarse el pan de cada día.

Trabajó como panadero, carnicero y cargador de mercados pero ninguno de esos empleos fueron suficientes para sostener su economía.

Javier Solís, el Rey del Bolero Ranchero

En sus ratos libres practicaba boxeo porque esa era su primera ilusión, ser boxeador y no cantante.

Alcanzó a cumplir su sueño en el boxeo pero en una pelea sufrió varias heridas que lo dejaron con una ceja y una oreja abiertas. Desde aquella vez, no quiso volver a pelear nunca más.

Los inicios de Javier Solís en la música

Javier Solís, el Rey del Bolero Ranchero

Luego de aquella experiencia con el boxeo, sus amigos mariachis lo invitaron a cantar a Plaza Garibaldi. Ahí comenzó a imitar grandes temas musicales de Pedro Infante y Jorge Negrete.

En 1955 trabajó en algunos teatros de México y fue contratado también en las radiodifusoras de XEQ y XEW.

Los compositores Gabriel Carrión y Felipe Valdés Leal intervinieron para la formación de su estilo musical y el fortalecimiento de su afinación.

Javier Solís, el Rey del Bolero Ranchero

En ese entonces, Gabriel Siria usaba el nombre de Javier Luquín, pero el compositor Felipe Valdés le sugirió el nombre de “Javier Solís”, porque según cuentan, a Javier le gustaba distinguirse entre los mariachis diciendo: “yo soy el cantante, el solista”.

Una vez instruido musicalmente y bajo el nombre artístico de “Javier Solís”, debutó a mediados de los 50’s interpretando un gran número de boleros rancheros. Su primer sencillo y éxito fue la canción “Llorarás”

Te recomendamos: 15 cosas que no sabías de Pedro Infante

Para los años 60’s, en apenas una década, Javier Solís se consagró como uno de los más grandes ídolos de la música mexicana.

Su más grande admirador

Javier Solís, el Rey del Bolero Ranchero

Javier Solís no solo fue admirado por el público mexicano y latinoamericano, su voz también cautivó al legendario intérprete Frank Sinatra.

Ambos cantantes eran grandes figuras de la música en aquella época. No cantaron juntos, pero en las fotos consta la gran admiración y conexión mutua que había entre ambos.

Javier Solís, el Rey del Bolero Ranchero

Su encuentro fue en 1965 en la ciudad estadounidense de Nueva York, donde Javier grabó un disco titulado “Javier Solís en Nueva York” que incluyen boleros clásicos como:

  • Bésame mucho
  • Solamente una vez
  • Cuando vuelva a tu lado
  • Verdad Tropical

Te recomendamos:VIDEOS: 5 canciones mexicanas que le dieron la vuelta al mundo

Éxitos más populares de Javier Solís

1. Llorarás

2. Besame mucho

3. Renunciación

4. Si Dios me Quita la vida

5. Sombras nada más