Guachimontones, las increíbles pirámides circulares de Jalisco.

Las pirámides mexicanas atraen cada año a millones de visitantes de todo el mundo,
pero, aunque parezca difícil de creer, en México aún existen sitios extraordinarios que han sido ignorados por los turistas. Entre ellos las pirámides de Guachimontones, edificios con una arquitectura nunca antes vista.

Guachimontones, las increíbles pirámides circulares de México ubicadas en el estado de Jalisco.

Las pirámides de Guachimontones se ubican en el municipio de Teuchitlán, Jalisco, y a diferencia de las pirámides tradicionales, las de Guachimontones son estructuras circulares rodeadas de patios y plataformas que dan testimonio de una civilización ancestral de compleja organización política, económica y ritual.
Guachimontones, las increíbles pirámides circulares de Jalisco.

Se cree que su sociedad era bastante avanzada al menos para la época en la que vivieron, ya que convivieron con los pobladores de Teotihuacán. Ellos fueron precursores del sembrado en chinampas, práctica agrícola en islotes que flotaban en lagos, misma que se replicó años después en Tenochtitlán.

Te recomendamos: ¿Cómo se descubrió el Templo Mayor?

La zona fue habitada del año 350 a.C. a 400 d.C. y es considerada un centro ceremonial ya que en lo más alto de las pirámides había altares. También se encontraron tumbas y talleres de obsidiana, así como varios campos de juegos de pelota. De hecho, con 111 metros de largo y 24 de ancho, Guachimontones tiene el campo más grande del país.
Guachimontones, las increíbles pirámides circulares de Jalisco.

Su arquitectura circular no fue obra de un capricho, pues los pisos de la estructura principal coinciden a un calendario exacto de 52 años. Además, en la cima existe un gran orificio donde se ponía un poste para un ritual en el que los sacerdotes se mecían de un lado a otro para simular el vuelo de un pájaro.

Estos edificios cumplían con el objetivo de realizar rituales cíclicos, motor de su comunidad como una ofrenda al dios del viento Ehacátl.

Te recomendamos: Angamuco, la ciudad prehispánica mexicana tan grande como Manhattan

Su estructura cuenta con 4 escalinatas alineadas perfectamente a los 4 puntos cardinales. Al no conocer materiales como la cal o el cemento, para construirlas usaron piedras, tierra y baba de nopal.
Guachimontones, las increíbles pirámides circulares de Jalisco.

Cuesta creerlo, pero este sorprendente hallazgo, no se realizó sino hasta el siglo XX, pues, al ubicarse en el occidente de México, no había llamado la atención de los arqueólogos, hasta que, en los 50’s, se descubrió una tumba cercana, Y hasta 1969 se le puso atención a las pirámides.

Guachimontones es tierra de tradición y misterio que encierra secretos de nuestra identidad. ¡Atrévete a descubrir México!