Hace 65 millones de años, un asteroide impactó con gran fuerza en la península de Yucatán provocando la extinción masiva de los dinosaurios.

El impacto del asteroide que provoco la extinción de los dinosaurios quedo marcado en la península de Yucatán.

Al chocar con la Tierra, el asteroide se desintegró y dejó un agujero en la corteza terrestre, llamado el cráter de Chicxulub, el cual mide 100 km de ancho y 30 km de profundidad.

El suceso también causó temblores y tsunamis de hasta un kilómetro de altura, cuyas olas se extendieron hasta Texas. Después del impacto, una gran nube de cenizas dejó en penumbra la Tierra durante varias semanas.
El cráter de Chicxulub, el lugar en México donde inicio el fin de los dinosaurios

En 1980, los científicos Luis Álvarez y Walter Álvarez identificaron una capa de sedimento en el límite entre los períodos Cretáceo y Paleógeno enriquecida con iridio, un elemento hallado en los asteroides y meteoritos.

Actualmente, Chicxulub es un laboratorio vivo ideal para obtener más pistas sobre la evolución y el origen de las primeras formas de vida.

Te recomendamos: Yucatán aprueba la enseñanza obligatoria de la lengua maya

En 2015, ese lugar fue punto de encuentro de científicos de 11 países, entre ellos México. Los expertos acudieron a la península de Yucatán para realizar una expedición de dos semanas que culminó con la extracción de varias rocas rescatadas de profundidades de hasta 1,500 metros.

Su estudio permitió conocer que después del impacto en el cráter de Chicxulub se originó un sistema hidrotermal de grietas y fisuras por las que circuló agua caliente, dando origen a nuevas formas de vida. Según el geofísico de la UNAM, Jaime Urrutia este sistema pudo estar activo por más de dos millones de años.
El cráter de Chicxulub, el lugar en México donde inicio el fin de los dinosaurios

A 40 años del hallazgo de este anillo de tierra, continúan las investigaciones y teorías sobre la evolución de las especies y el cambio climático que dejó el meteorito.

Te recomendamos: La primera trampa para mamuts en el mundo ¡Se encontró en México!

Chicxulub, es un lugar que marca un antes y un después en la vida de los gigantes prehistóricos y el inicio de una nueva etapa de vida en la Tierra.