mural-bajo-el-agua

Ahora es posible ver el mural restaurado que Diego Rivera pintó para conmemorar la culminación del sistema Lerma-Cutzamala.

mural-bajo-el-agua

Por muchos años, el Bosque de Chapultepec mantuvo oculto uno de los murales más espectaculares de Diego Rivera.

Es que, aunque alguno de los millones de visitantes que llegan ahí cada año hubieran querido, no les habría sido posible verlo.

 

Te recomendamos: Así lucía la Ciudad de México a mediados del siglo XX

 

Y no porque dicha obra permaneció oculta bajo el agua en la segunda sección por más de 40 años.

La obra detrás del arte

Para que el increíble mural fuera concebido, primero se realizó gran una obra hidráulica en la ahora llamada Ciudad de México.

Se trata de el Cáncamo de Dolores, un proyecto que trae aguas del río Lerma a la capital del país.

También conocido como el sistema Lerma-Cutzamala, este orgullo de la ingeniería civil de mediados del Siglo XX finalizó en 1951.

 

 

Este proyecto consiste en un acueducto de 62 kilómetros de largo y 2.5 metros de diámetro, el cual atraviesa la Sierra de las Cruces.

Además, tardó 10 años en construirse y su edificación costó varios millones de dólares.

Hoy en día, dicho sistema abastece el 30% de agua a la CDMX, lo que en su momento redujo los problemas de abasto capitalinos.

El toque de Rivera

Una vez terminado el proyecto, el arquitecto Ricardo Rivas y el ingeniero Eduardo Molina invitaron a Diego Rivera a poner su toque artístico.

Y, como homenaje al agua, Rivera realizó dos obras: una fuente dedicada a Tláloc y el primer mural subacuático del mundo.

Se tituló “El agua, el origen de la vida” y abarcó tanto el túnel como las cuatro caras del tanque de almacenamiento y el piso del mismo.

 

 

En su momento, Rivera afirmó que se trataba de la suma de las funciones humanas del agua.

“Es un elemento de unión y amansamiento entre la máquina que es el edificio y la sociedad humana que lo utiliza”, agregó el pintor.

En el piso se pueden apreciar microorganismos en franjas multicolor, los cuales forman especias vegetales y animales.

 

mural-bajo-el-agua

 

E ilustra este mural bajo el agua con las figuras antropomorfas a la izquierda y derecha del tanque que emergen del mismo.

Se trata de un hombre negro y una mujer oriental, los cuales están en el muro sur y muro norte.

Además, se incluyeron las figuras de los ingenieros y obreros que trabajaron en la construcción del sistema.

Salen a la luz

Fue en 1991 cuando se desvió el agua para revelar el estado del mural y se descubrió el estado de la obra plástica.

Así, en esa década, el Instituto Nacional de Bellas Artes realizó una restauración del mural, pues las aguas lo habían dañado.

 

Te recomendamos: Así fue la historia de amor entre Frida Kahlo y Diego Rivera

 

Aunque se abrió al público a principios del año 2000, fue hasta el 2010 cuando se realizó una restauración integral del mismo.