Investigadores estadounidenses encontraron que el nopal es una alternativa natural a cualquier purificador de agua.

nopal_purificador

Los pueblos prehispánicos lo supieron todo este tiempo: el nopal es el mejor purificador de agua, sin importar qué tan sucia esté.

Pero ahora la ciencia lo confirma, gracias a investigadores de la Universidad de Tampa, Florida, en Estados Unidos.

Te recomendamos: ¿Conoces todos los tipos de nopal existen?

La investigación

Ellos observaron esto al mezclar baba de nopal con aguas contaminadas con sedimentos y grandes cantidades de bacterias.

En sí, al mezclar las muestras, los sedimentos se unieron y fijaron al fondo, lo que contribuye a la decantación de agua purificada.

Al alcance de todos

Es un método tan sencillo, que cualquiera puede recurrir a esta forma de purificación, señaló Norma Alcantar, responsable del proyecto.

Para hacerlo, sólo es necesario hervir un pedazo de nopal en agua para extraer la goma o baba.

Luego, se agrega la goma al agua contaminada y se espera a que sedimente.

nopal_purificador

Múltiples ventajas

Utilizar el nopal como purificador trae grandes beneficios, entre los que sobresalen los siguientes:

  • Es amigable con el ambiente.
  • Tiene un bajo costo.

Un descubrimiento 100% mexicano

 

nopal_purificador

Apenas el año pasado, una estudiante de la UVM desarrolló una cápsula para purificar el agua, con el nopal como ingrediente secreto.

Su nombre es Shirley Kimberly Enríquez, de la carrera de Ingeniería en Energía y Desarrollo.

El nombre del producto es Noptec, y es capaz de purificar hasta un litro de agua de sales, minerales y bacterias.

¿Cómo lo hizo?

La cápsula que desarrolló esta joven contiene mucílago, una sustancia vegetal viscosa.

El proceso empieza con la separación de la epidermis del nopal y luego se escalda el cladodio, un proceso de deshidratación.

 

Te recomendamos: Mexicanos INVENTAN piel hecha a base de nopal

 

Para deshidratara, utilizó una estufa solar de su institución educativa, por lo que no hay emisión de contaminantes en su producción.

Tras filtrarse, la materia sobrante se coloca en Baño María y, por último, el mucílago se precipita y seca para luego triturarlo y ponerlo en cápsulas.