Conoce a Lupita Palacios: la abuelita que aprendió a leer a sus casi 100 años

Ella es Lupita Palacios, una mujer de 96 años que aprendió a leer y escribir… ¡y hasta terminó la secundaria!

 

 

Cuando tengas ganas de rendirte, o creas que es muy tarde para cumplir tus sueños, siempre puedes pensar en Lupita Palacios.

Y es que esta simpática chiapaneca recién aprendió a leer y escribir, y además recibió su título de secundaria, pese a estar cerca de los 100 años.

Tras este logro, la meta de la originaria de la comunidad indígena Vicente Guerrero es obtener su título de bachillerato.

Te recomendamos: Abuelita Mexicana alcanza el millón de suscriptores en su canal de Youtube

Todo comenzó por su curiosidad. Ella quería saber qué decían los periódicos y los libros. Por esto, decidió salir del analfabetismo.

Par lograrlo, acudió al Instituto Chiapaneco de Educación para Jóvenes y Adultos, institución que la apoyó a completar sus estudios básicos.

En seis meses, esta abuelita consiguió su título de secundaria: “todo esto a mí me ha motivado a querer leer, escribir y servir”.

Conoce a Lupita Palacios: la abuelita que aprendió a leer a sus casi 100 años

“Poquito a poquito voy aprendiendo a ver cómo puedo servir a esta santa tierra, a mis 96 años”, relató.

Los obstáculos de su niñez

Lupita Palacios recuerda que, de pequeña, sus padres le decían que la escuela era una pérdida de tiempo y a ella le daba pereza ir.

En lugar de estudiar, trabajó desde joven como empleada doméstica y comerciante.

Conoce a Lupita Palacios: la abuelita que aprendió a leer a sus casi 100 años

En esta última faceta, ella contribuyó a fundar el Mercado Cinco de Mayo, en Tuxtla Gutiérrez, la capital de Chiapas.

No se rinde

La vida ha sido complicada para Lupita, pues actualmente vive con una de sus nietas, que ocupa atención, al tener parálisis cerebral.

De igual forma, la situación económica de su familia no es estable, lo que se suma a su avanzada edad.

 

Te recomendamos: ¡Estas ABUELITAS mexicanas ganan MUNDIAL de básquetbol en Finlandia!

Pero esto no la desanima, pues su hijo comenta que ella se ve muy motivada para seguir estudiando.