Estudiante mexicano es el primero en imprimir huesos biodegradables

Joven de la UNAM hace posible la recuperación de lesiones con huesos biodegradables.

Estudiante mexicano es el primero en imprimir huesos biodegradables

Imprimir huesos biodegradables ya es posible, gracias a un alumno de posgrado en Diseño industrial de la UNAM.

Su invento revolucionará la recuperación de pacientes con alguna fractura.

Su nombre es Aarón Misael Ortíz de la O y ha desarrollado Biomaker, un prototipo de impresora 3D muy novedoso.

 

Te recomendamos: Premian a mexicanos por invento de popotes biodegradables

 

Este dispositivo es capaz de reproducir estructuras porosas muy pequeñas, semejantes a los huesos, en material biodegradable.

Exposición internacional

Estudiante mexicano es el primero en imprimir huesos biodegradables

Su obra estuvo disponible para estudiantes, académicos, empresarios e inversionistas el año pasado.

Esto, ya que el alumno de la UNAM concursó con su prototipo en el Global Grad Show 2019, en Dubai.

Beneficios a la salud

Entre sus ventajas sobresale que, al ser biodegradable, sus andamios se reabsorben en el organismo.

Además, son estáticos y no se mueven con las cargas que soportan.

Esto sustituye injertos metálicos o cerámicos, que pueden producir malformaciones en los huesos o evitar que sane.

Estudiante mexicano es el primero en imprimir huesos biodegradables

 

Sin contar que pueden usarse como guías quirúrgicas, sin riesgo para los pacientes, y es de bajo costo.

¿Cómo funciona?

Biomarker trabaja con ácido poliático, un polímero que se extrae de plantas de cebada, trigo y maíz, así como de la leche.

Así, junto con un estudio de tomografía de huesos convertido en tercer dimensión es posible imprimir un andamio.

 

Te recomendamos: UNAM da impulso a nuevas empresas de salud

 

Este archivo digital se envía a la impresora, que construye la pieza capa por capa.

Una vez listo, se envía a ingeniería de tejidos, donde se aplica un cultivo celular para que se reproduzcan las células.

 

Estudiante mexicano es el primero en imprimir huesos biodegradables

Los resultados comienzan a observarse de tres a siete días, y tarda hasta tres meses en obtener el tejido como tal, de acuerdo con el joven.