¡Orgullo nacional! El primer oro femenil en la historia del deporte mexicano en unos Juegos Olímpicos fue gracias a Soraya Jiménez, quien lo consiguió el 18 de septiembre del 2000 en el Centro de Convenciones y Exposiciones de Sydney, Australia en la prueba de halterofilia.

Soraya, nacida en Naucalpan, Estado de México, pasó a la historia en el deporte mexicano gracias a esa histórica presea. Ya desde joven practicaba deporte, siendo parte de selecciones juveniles de basquetbol junto a su hermana Magali.

Sin embargo, eligió la halterofilia cuando profesores y entrenadores vieron un gran potencial en ella. Consiguió su primer logro importante cuando en la Copa NORCECA, en Colorado Springs, Estados Unidos levantó 120 kilogramos totales en la categoría de 54 kilos. Tenía 16 años.

De ahí vinieron actuaciones sobresalientes en la Olimpiada Juvenil, Juegos Centroamericanos y del Caribe en 1998, y la presea de plata en los Juegos Panamericanos de Winnipeg, Canadá, en 1999.

Tras ello vino la fecha histórica del 18 de septiembre del 2000 cuando en Sudyney derrotó a la pesista favorita de la competencia, la norcoreana Ri Song Hui para convertirse en una de las atletas más recordadas en la historia del deporte nacional.

El 28 de marzo de 2013, Jiménez murió víctima de un paro cardiaco a los 35 años de edad en su domicilio.  Sus logros por siempre vivirán en la memoria del deporte nacional.